Archivos de la categoría Testimonios de asistentes a talleres

Testimonios del taller “Quien soy yo”

Respuesta a la pregunta “¿Qué te llevas de este taller?” hecha en la última sesión del taller de 2010

Taller “Quien soy yo” 2010. Sesión final 1 from Jasone Zabala on Vimeo.

Testimonios de algunos asistentes en que expresan lo qué se llevan del taller una vez éste ha finalizado


Taller “Quien soy yo” 2010. Sesión final 2. from Jasone Zabala on Vimeo.


Taller “Quien soy yo” 2010. Sesión final 3. from Jasone Zabala on Vimeo.

Video de sesión en grupo con niños

Trabajo de la Dra. zabala con niños from Enric Carbó on Vimeo.

La Dra. Zabala trabaja con algunas técnicas de la Gestalt para la eduación emocional con los niños. Primero dibujan los miembros de su familia como animales. Además de hacerse la composición de todos los miembros por la distribución, tamaño, colores, etc. establece un diálogo con los niños para mostrar las interacciones.


Trabajo de la Dra. Zabala con niños -2 from Enric Carbó on Vimeo.

Carta

2011 Amada o Amadas Diosas gracias os doy por ponerme en este camino , aquí hoy por compartir este taller con las mujeres.Siento mucha gratitud, soy una mujer privilegiada de poder desarrollar cada dia esta parte oscura o llena de ego en una hermosa luz. Sé desde la Emoción o sentimiento que falta cosas que pulir, limpiar y tener acción Hay una parte de mi que se siente decepcionada, con poco valor y sé que tengo valor. Pero siempre está el miedo que me paraliza para poder realizar y expresar la mujer que realmente soy

Hay un enfado porque no salto al vacío, no confío plenamente en mi. Me autoengaño en sentirme segura, pero chicas “me cago por la pata alante”

Quiero sentirme segura con valor y acción en cada situación que se me presenta en la vida, pero me quedo inmovil y me castigo con enfados, con dudas y el ego machacando (Tú no vales, donde vas, se van a reir de ti)
Este ego me atrapa en el miedo, pues me  llego a creer que no soy valida
¡Basta ya! ¡Basta ya!

20111 Soy una mujer muy valiosa con un gran poder y un gran corazón, dónde sé que todo lo que necesito lo tengo.Que me admiro por ser como soy. Pues soy un ser con defectos y virutdes, donde cojo los errores para aprender de ellos y no volver a caer en ellos¡¡A veces caigo!!

No quiero enfadarme más conmigo, por falta de valor o decisión. Sólo deseo con toda mi Alma tener la suficien-te valentía para serguir en esta trayectoria Espiritual, caminando consciente en cada  momento de mi ser.

Os doy las gracias a todas por enseñarme y compartir tantoSolo decir que

SOY UNA MUJER, ME AMO Y me acepto

Gracias

Carta a Perséfone

Jasone! antes de que se me olvide te mando mi carta a mi diosa Perséfone. Ahora cuando la vuelvo a leer me doy cuenta que tengo más fuerza para poder superar esta fase de mi vida. Un saludo

Estimada Perséfone:

Es la primera vez que me comunico contigo y creo que de una forma un poco desagradable.

Supongo que siempre habrás estado ahí dentro de mi y yo nunca me he dado cuenta. Quizás no he sabido cuidarte y mimarte lo suficiente y por ello ahora sales asi.

Con lo pesimista que yo soy empezaría a reprocharte que por qué me haces esto, que qué mal he hecho yo en esta vida para que me trates asi…, pero …no! voy a cambiar, voy a ser optimísta .

Ser optimista implica empezar de nuevo.

Hola Perséfone!

-Encantada de conocerte. Soy E

Te agradezco enormemente el tesoro que me has entregado con esa luz para empezar a conectar conmigo misma, empezar a amarme, a disfrutar de la vida, de la a legría, del amor, del miedo, del fracaso, del éxito…, en fin gracias por esta luz para poder conseguir con el tiempo la paz interior y lograr ser una heroína.

Durante un tiempo andaremos juntas , con ese miedo que me aportas , esa indecisión , esta inseguridad…, pero con el tiempo conseguiré que esa luz tan bonita, tan pura y tan blanca convierta todo esto que hay dentro de mi en una mujer alegre, segura, confiada, divertida que sepa afrontar toda las adversidades de la vida de un modo totalmente distinto al que lo estoy haciendo ahora

Supongo que “sudar la camiseta” no es fácil. Que el pozo en el que me he metido podrá levarme tiempo, pero también se que la voluntad con la que cuento y la fuerza de mi luz conseguirá recuperar mi paz tan deseada para mi.

Carta a Artemisa

No te llamaré ni querida, ni amada diosa, ni te reverenciaré, ni te ofreceré exvotos. Porque no necesitas nada de de eso de mí en tu independencia.

     Te sonreiré con mirada pícara y juntas miraremos los árboles y la luna llena una vez más. Reiremos y bailaremos juntas, desnudas, a la luz de la noche en un campo de lavanda. Contigo volveré a entrar en comunión con la madre Tierra y todas sus criaturas.

     Tu fuerza será mi fuerza para seguir, para no desviarme del camino otra vez. Y si lo vuelvo ha hacer que tu flecha certera guíe de nuevo mis pasos, esa flecha que va en la dirección que yo marco, pero que a veces no es certera en su trayectoria.

     Pero deja vivir a las otras Diosas. No necesitas resaltar por encima de las demás, tú no eres así, no eres competitiva. Esa claridad que me permite muchas veces ver el dolor que los demás esconden, tiene que vivir conmigo, para permitirme dar desde la risa, la alegría, la esperanza.

       No debo caer en la autosuficiencia, porque el ser humilde me permite bajar del escalón de la independencia y pedir ayuda y crear con algunas personas vínculos que han durado toda mi vida, pese al tiempo y la distancia. Y eso me conmueve y me hace sentir que hay esperanza para el género humano, para nuestro maltratado planeta azul.


Volver a testimonios

Carta a mi diosa interior

Quisiera darte las gracias por estar ahí y haber sido tan paciente conmigo. Siento que te he ignorado durante muchos años y reconozco que tú has estado ahí entre telares haciéndome llegar lo que necesitaba en muchos momentos de mi vida aun sin yo ser consciente de ello.

Ahora por fin he conectado contigo y se que estas ahí, que siempre has estado y que siempre estarás. La gran diferencia es que ahora lo se y por ello estoy muy satisfecha.

Conectar contigo ha sido conectar con mi parte femenina durante tantos años no deseada por las circunstancias que tú bien sabes.

La llave que me has dado ha sido realmente simbólica en muchos sentidos.

En primer lugar ha sido la llave que ha abierto esa parte interna femenina que tenia ignorada, esa conexión contigo para que aflore ese mundo femenino interno que he acallado e ignorado durante tanto tiempo, esa diosa Afrodita que hay dentro de mi y que es parte tuya.

Por otra parte esa llave también simboliza abrir la puerta a esa nueva vida que se ha creado en todos lo sentidos después de mi divorcio. Ser consciente de ese nuevo mundo que se abre a mis pies. Hasta ahora sin saberlo, creo que ha sido Artemisa quien más ha dirigido mi camino, como ella me he sentido en la mayoría de las ocasiones.

Me doy cuenta que todos esos arquetipos de diferentes diosas moran en mi interior y que se han ido expresando sin yo ser consciente de ello.

Te reconozco como una gran diosa que mora en mi interior, que eres parte mía porque estas en mi y que yo soy parte tuya porque formo parte de ti. Tú estas en mí y yo en ti y a partir de ahora afortunadamente, al ser consciente de ello vamos a caminar juntas por el resto de mis días.

J. 49 años


Volver a testimonios

Poema II

Vengo de un lugar sombrío y triste
Allí recompuse mis deseos,
mis propósitos, mis anhelos…
Traigo zapatos nuevos que
andan solos, y pies desnudos
deseando apretarse a la tierra.
Vengo de la informe e indigna dispersión;
de donde el “yo” se hace trizas y
descompuesto en indelicadas miserias
se esconde, asustado, del mundo.
De ese lugar maldito, donde
cada cierto tiempo el dolor
te obligar a pasear sin prisas.
Fui coherente; estuve, asustada, hueca,
sin ilusiones… , pero supe anclarme en el
tiempo, aislar mis sueños,
respirar e1 vacío… y dominar mi ego.
Vengo de pararme en esquinas inmundas,
de calles informes…
De dormir en rincones llenos de
miedo y soledad.
De abrazar sentires redondos, profundos,
intensos, armónicos, esenciales…
que solo me afloraban en sueños.
De saber que son (y muero por ello) utópicos,
Imaginarios, ingenuos, bobos.
Vengo de comprender,
de asimilar y aceptar la terrible realidad
de que los dioses, hoy, tenemos cuerpo

E. S.

Poema

Venerables Artemisa y Afrodita:

Desde este claro de luna el que me encuentro, yo os invoco.

Venid y ayudadme a despertar mis sentidos resecos; traedme el olor del salitre y el azahar, la presencia cálida del sol sobre la piel, el sabor agridulce de los frutos del verano, el deleite de las caricias sin prisa.

Artemisa, toma de la mano a mi Hestia y confiérele el coraje para actuar y arriesgar, para expresar con firmeza, para que no olvide que al miedo sólo se le combate mirándolo de frente.

Tráeme el movimiento en el aire, muéstrame la visión desde el vuelo, regálame unas alas que me guíen hacia la autonomía, y unas manos pacientes para cuidar de mí misma.

Afrodita, toma de la mano a mi Atenea y estimula su creatividad con tu alquimia; libérame de los lastres y vuélveme ligera, transforma mi plomo en oro. Mantenme unida a la renovadora naturaleza salvaje y confiada en el fluir de los ciclos Vida/ Muerte/ Vida; devuélveme a la intuición y al instinto.

Fertilízame con el numen de la tierra, desenrolla con tu danza el fuego de mi espíritu, aviva con tu aliento las ascuas del deseo, albergadas en algún lugar entre mi corazón y mi vientre.

Invísteme de tu alegría, regálame un cascabel que me evoque el tintineo de tu risa, recuérdame con tu contoneo el disfrute de mi cuerpo.

Enséñame a amar, conéctame con la empatía, caldéame con la intimidad compartida, con el abrazo. Permite que me cale la vida, no quiero una soledad despoblada.


Volver a testimonios

Carta a la madre

Buenas tardes bella mujer!!!

Adjunto te envio las palabras recogidas y plasmadas en papel desde mi interior en la tarde del sabado.

Solo decirte que mantengo mi estado de agradecimiento al mundo desde ese mismo dia y espero no cerrar esa apertura y mantenerla abierta de por vida…de momento en la que estoy…despues ya veremos…jejeje …teniendo en cuenta en todo momento que debo de luchar por ello y seguir aprendiendo…

Mil gracias Jasone.

Un enorme abrazo.

J.

Ha sido un buen viaje, he perdido mi dolor, mi tristeza, me he sentido y me siento parte de un todo, de un todo donde todos somos necesarios, nada es menos importante, ni nada lo es más….pero todo.

 

Gracias a este mundo en el que estoy, gracias a ti madre, gracias a ti padre, gracias por traerme aquí, por darme la vida….

Espero aumentar el bienestar en el día a día, aumentar mi intuición, confiar en mi misma y creer en lo más bello que es La Vida y por nada del mundo perderme el respeto a mi misma. Formo parte del todo que no se puede perder, por los siglos de los siglos.

Gracias Madre Tierra por traerme aquí, gracias por ser tan

Can Benet, 14 de Mayo de 2011.

Volver a testimonios