Psicoterapia integrativa

Cómo se desarrolla una sesión de Psicoterapia Integrativa

En una sesión de psicoterapia integrativa, el cliente y el terapeuta se encuentran cara a cara y dialogan. Durante la primera sesión exploran qué es lo busca el cliente y el terapeuta constesta sus preguntas. Se explicita el marco de la relación terapeutica: frecuencia y duración de los encuentros, tarifas, como modificar una cita y cuándo se considerará que la terapia ha acabado

Si cliente y terapeuta están de acuerdo, el trabajo terapéutico puede comenzar. La persona es aceptada tal y como es, con sus áreas frágiles o inseguras, sin juicios. El terapeuta te anima como cliente a que expreses todo lo que está presente para ti: cosas en las que piensas o que te preocupan, tus estados de ánimo, intuiciones, sentimientos, sensaciones, un sueño, una experiencia feliz, o una situación: algo del trabajo, con la familia… Cualquier cosa de estas puede ser la base para el trabajo, ya que el terapeuta te ayuda a tomar conciencia de las diferentes facetas de tu experiencia y a identificar cuales son tus necesidades y aspiraciones actuales. Esto te ayuda a conseguir una mayor libertad y autonomía en tus elecciones vitales

¿Para quien es la psicoterapia integrativa?

La psicoterapia integrativa te puede ayudar con cualquier problema vital: timidez, una separación difícil, sentimientos de exclusión, transtornos psicosomáticos, ansiedad, transtornos de la alimentación, conflicto existencial, problemas relacionales en el trabajo, con los hijos, padres o con la pareja, etc.
Está dirigida a cualquier persona que esté en búsqueda de si misma, que esté sufriendo y necesite algo de ayuda para atravesar un momento de crisis o de desequilibrio en su vida personal, social o profesional.